¡UNA NUEVA OPORTUNIDAD!

Hace unos días recibí un correo en el cual una mujer me decía, que no tenía esperanza en su vida.  Había fallado tanto que realmente la culpa la estaba dejando sin aliento.

Errores en su vida sentimental, fracasos en la parte laboral, frustración en su vida profesional, el escenario perfecto para sentirse sin fuerzas para continuar viviendo.  Este es el caso de muchas mujeres, que necesitan cambios y de carácter urgente.

Son tantas las situaciones a nuestro alrededor, que éstas nos ciegan para ver las probabilidades de salir adelante.

• Amores no correspondidos 

• Soledad afectiva 

• Relaciones con todo tipo de abusos

• Vacíos existenciales 

• Depresión 

Y así, muchas situaciones que anhelan una solución, un fin a tantas experiencias tristes y dolorosas.  Unas mujeres, porque están solas y otras porque están acompañadas. ¡Qué panorama tan difícil!

 Si tus decisiones no han sido las mejores, hoy puedes acercarte a Dios con un corazón sincero, que anhela ver cambios y que quiere eliminar toda tristeza y depresión.

 Tienes que alejar de tu vida todo aquello que por años te ha hecho daño. Recuerdos y heridas del pasado que siguen bloqueando tu presente.  Es una decisión que debes tomar tu misma en este mismo instante.  No vivas más anclada a lo que ya sucedió. No lo podrás cambiar ni remediar.  Pero hoy, sí puedes escoger vivir en libertad,  arreglando aquellas situaciones que todavía puedes corregir y Dios mismo te dará Su ayuda.

Que buenas son las nuevas  oportunidades y precisamente Dios te brinda una especial en este día.  No importa tu pasado, tan sólo es eso: pasado. Algo que ya quedó atrás. Debes trabajar en tu presente y así permitir que tu futuro sea diferente.

Tomado del libro Un Mensaje al Corazón edición especial para mujeres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *