Gobernador de Tennessee habla de cómo Dios lo formó

El gobernador de Tennessee (EE. UU), Bill Lee, explicó en una reciente entrevista con CBN News cómo Dios ha utilizado las tragedias personales en su vida para equiparlo para enfrentar los muchos desafíos que se le presentan como gobernador, mediante el liderazgo.

Actualmente, Lee está en su primer mandato como gobernador, recuerda lo que la Palabra de Dios tiene que decir con respecto al sufrimiento.

“Ha sido muy duro para mucha gente en este país; miedo, pérdida de empleos, pérdida de vidas. Para mí, la pérdida me recuerda la escritura que dice que el sufrimiento produce perseverancia, que produce carácter, que produce esperanza, que no decepciona. Tengo mucha esperanza de hacia dónde nos dirigimos. La esperanza es lo que nos hace avanzar”.

En años anteriores, antes de que se presentara a las elecciones, Lee sufrió algunas tragedias consecutivas en su vida, como la pérdida de su primera esposa en 2000 y luego de su hija en un accidente de avión. En medio de la entrevista, Lee contó cómo encontró la curación y la paz tras ambas tragedias.

“Realmente he llegado a creer que en la medida en que estemos vacíos, podemos experimentar la plenitud. En medio de la hora más oscura, es muy difícil ver a Dios. A veces necesitamos que otros lo vean”, expresó.

Ahora, como gobernador, Lee reconoce cómo Dios usó esas temporadas difíciles en su vida para prepararlo para los desafíos que enfrenta en su rol actual.

“Cuando te encuentras en una posición como esta, entonces te ves obligado a preguntarte: ¿Cómo puedo usar donde estoy ahora mismo de la manera más poderosa para impactar a la gente para el bien? Y honrar a Dios en medio de ello. Él me ha puesto en este lugar, y no quiero desperdiciar ni un minuto”.

La Palabra de Dios «da vida a cada situación», dijo Lee reconociendo que no puede hacer su trabajo por sí mismo. De igual forma, el gobernador subrayó que debemos ocuparnos de las cosas que más importan en la vida. En el caso de Lee, esto significa poner su completa confianza en Jesucristo.

“No hay otro salvador que el brazo salvador de Jesucristo”, afirmó.

“Y cuando estás en el lugar más profundo y oscuro de tu vida, el momento en el que piensas que no va a haber rescate – y Él rescata. Para siempre, sabes que tienes un brazo salvador”.

ESCRITO POR: CRISTIAN CAMILO OSORIO MUNEVAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *