Un comentario

  1. Mayor equilibrio entre lo doctrinal y la realidad cotidiana. Valores Cristanos debería ser el mayor «pretexto» para llamar a otros a Jesús y no un manual religioso. En nuestro entorno hay respeto por la cultura que protestamos, pero falta un medio que aborde temas sin sectarismo. La Academia no debe separarse de la cotidianeidad del ser. Se requiere tratar temas cercanos a la gente, de interés general. El Señor Jesús, andragogo por excelencia, así predicó Su Mensaje.

Responder a Jenri Sandel Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.