Con 20 años abandonó todo para ayudar a niños cristianos perseguidos

Gia Chacón sintió que su corazón se rompía a causa de los cristianos que eran perseguidos desde muy tempranas edades, por lo que comprendió que Dios la llamaba a ser parte de la solución.

Aquello la impulsó a lanzar su organización sin fines de lucro, con la cual realizó el año pasado una marcha a favor de la iglesia perseguida, llevándose a cabo en California con la asistencia de cientos de personas.

Las estadísticas mundiales sugieren que más de 340 millones de cristianos viven en áreas donde enfrentan persecución por su fe. Cabe resaltar que, para este año también se realizará otra marcha, pero desde Washington, capital de la nación estadounidense.

“Vi la necesidad de que los cristianos perseguidos tuvieran voz, y creí que, si Dios lo ponía en mi corazón, si me rompía el corazón, entonces como parte de eso era la responsabilidad de hacer algo”, le dijo Chacón al portal de noticias The Christian Post durante una entrevista.

Cuando tenía 5 años, la joven viajó a Egipto con la organización sin fines de lucro de su abuela, recordando quedar conmovida e impactada por la fe de los creyentes perseguidos. Años más tarde, teniendo 20, decidió viajar nuevamente al mismo destino, decidiendo finalmente que entregaría su vida a Cristo, tras ver la confianza de quienes morían por Jesús en aquel territorio. Lanzó “For The Martyrs” en 2019.

“Las personas de mi edad e incluso más jóvenes estaban dispuestas a dar su vida por Cristo y arriesgarlo todo por el Evangelio, y eso me impactó profundamente”, declaró. 

Gracias a sus viajes a Medio Oriente, Sudamérica y otros lugares, logró escuchar los desgarradores testimonios de quienes eran hostigados por no renunciar o negar su fe en Jesús. Logró ir a la casa blanca a hablar con Donald Trump sobre temas de libertad religiosa.

Chacón, quien ahora tiene 24 años, oró mucho a Dios y posteriormente dejó el “trabajo de sus sueños” para dedicarse de lleno a la obra con los cristianos perseguidos, la cual considera una crisis internacional creciente.

ESCRITO POR: CRISTIAN CAMILO OSORIO MUNEVAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *