1.000 personas conocieron a Jesús durante los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Las calles de Tokio se llenaron del evangelio mientras los Juegos Olímpicos se realizaban, y cuando las competiciones reunían a los mejores atletas, las personas en la calle conocían a Jesús.

Durante 18 días, distintos grupos de misioneros llenaron las calles de Tokio para que las personas conocieran a Jesús con todo tipo de recursos. La Junta de Misiones Internacionales en Tokio usó la distribución de cómics cristianos japoneses, círculos en inglés frente a estaciones del metro, cosplay, caminatas de oración y evangelismo en áreas públicas.

Los números reflejan que 150 personas confesaron a Cristo como salvador, y otras 100 personas pudieron disfrutar de una presentación completa del evangelio. Uno de los testimonios más impactantes es el de un misionero de nombre de Chan-sik Bae, que logró interactuar con un monje budista a través de las historietas manga cristianas y así pudo hablarle de Jesús.

Otro evangelista hizo contacto con una mujer mayor que vino a Japón pero que vivía en el extranjero, y el mensaje le cambió por completo la forma de pensar; el misionero llamado Pierce, ora para que ella pueda aceptar a Jesús.

“Le expliqué cuál es el mensaje de gracia: que Jesucristo vino, pagó la pena del pecado y la muerte, pero resucitó y eso nos dio la oportunidad de reconciliarnos con Dios. Le pregunté: ‘¿Ves este mensaje gratis en otras religiones que hayas encontrado?’», dijo Pierce.

Confiados de que el mensaje dará a su tiempo una buena cosecha pues han puesto su país en la oración, la iglesia continúa llevando el mensaje por las calles.

“Es un momento maravilloso para ser misionero. Es un momento maravilloso para compartir el Evangelio durante los Juegos Olímpicos de Tokio”, dijo Carlton Walker, otro misionero en Tokio.

La actividad evangelística de la JMI será permanente, ya que todavía faltan los Juegos Paralímpicos; razón por la cual ya estarán en las calles en los próximos días y meses.

ESCRITO POR: CRISTIAN CAMILO OSORIO MUNEVAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *